Cómo decorar escaleras con pintura

La decoración se compone de los pequeños detalles que conforman un total que nos hace sentir cómodos y felices en nuestros hogares y nuestras oficinas, al fin y al cabo, cómo tenemos decorada nuestra casa influye en cómo nos sentimos. Es por ello, que la decoración es un auténtico arte en el que no solo interviene el factor estético, también tiene protagonismo la funcionalidad y la psicología.

La pintura es un material ideal para decorar nuestras estancias sin gastar demasiado dinero en el proceso, con pequeñas composiciones y detalles de color podemos crear impresionantes efectos como el de estas escaleras interiores.

Si quieres pintar las escaleras, puedes optar por los propios escalones: para ello deberemos tener en cuenta tanto la huella (la parte del escalón que pintamos en sí) como la contrahuella, la cara externa del peldaño. Para la parte externa podemos utilizar una pintura plástica. Esta parte nos permite crear formas y dibujos jugando con la perspectiva que nos ofrece. Por último, para la zona de pisada de las escaleras debemos emplear una pintura antideslizante, es el mejor modo de evitar accidentes.

Con estos sencillos materiales podemos conseguir unas escaleras únicas y originales que darán a nuestro hogar ese toque personal que lo definirá como nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies